¿Qué buscan los clientes finales? Hacer compras con comodidad. Las marcas de calzado y ropa necesitan que sus modelos de negocio evolucionen en respuesta a las nuevas tendencias y la cadena de suministro nunca ha sido tan crítica a la hora de marcar la diferencia.

Los niveles de servicio al cliente final mejorados y diversificados están impulsando el cambio de la logística multicanal a la omnicanal.

Un cambio en los modelos de negocio

Los modelos de negocio tradicionales de la moda/industria textil han introducido históricamente características específicas: la “Value Fashion” se centraba en la relación precio-calidad; la “Fast Fashion” reinventó el concepto de temporada e introdujo múltiples colecciones cada año. El comercio electrónico era simplemente un canal de distribución separado, frecuentemente gestionado como un negocio distinto dentro de la misma empresa.

Hoy en día, la cadena de suministro del sector de la moda tiene que adaptarse a estas nuevas exigencias en cuanto a una mayor flexibilidad y nivel de servicio.

Lo que solía ser una logística multicanal (cada canal de distribución operando por su cuenta) tiene que convertirse ahora en omnicanal ofreciendo a los clientes una experiencia única y fluida.

El resultado es una nueva clase de modelo de negocio que sirva para todos los canales en los que la empresa esté activa. “Brands Multi-channel”, “Fast Fashion Brands Omni-channel”, “Value Fashion Brands Omni-channel”, “Value & Fast Fashion Brands Retail” son algunos ejemplos de cómo TGW clasifica a sus clientes potenciales.

Impulsores de nuevas soluciones intralogísticas

El modo en el que la cadena de suministro funciona, centrándose en el total o en sólo una combinación de comercio minorista, mayorista, directo multicanal u omnicanal, impulsa la elección de las soluciones apropiadas para las operaciones intralogísticas.
En TGW, mientras desarrollamos nuestros conocimientos técnicos y experiencia en proporcionar soluciones a los actores globales clave del sector de la moda/textil, recibimos constantemente información sobre las últimas tendencias como:

  • Las horas límite muy tardías permiten proporcionar un nivel de servicio más alto, pero requieren plazos de entrega cortos en las operaciones de ejecución de pedidos.
  • El omnicanal requiere entregas más frecuentes al almacén provocando la fragmentación de pedidos y un efecto de lote reducido en la ejecución de pedidos en el centro de distribución
  • El mayor volumen a través del comercio electrónico (tanto de envíos a domicilio como a los almacenes para su recogida) genera aún más cantidades de devoluciones
  • Las operaciones de comercio minorista, mayorista y directo requieren que las soluciones implementadas en el centro de distribución estén diseñadas para hacer frente a los diferentes picos que tienen lugar en diferentes momentos del año (p. ej. Black Friday, Vuelta al cole, etc.)
  • Inventario minimizado y la capacidad de manipular eficientemente un número creciente de artículos y de rotación de artículos

¿Qué soluciones pueden satisfacer estas demandas?

TGW cuenta con una gama de soluciones estandarizadas y modulares para dar respuesta a los desafíos a los que se enfrenta el sector de la moda/textil que abarcan desde sistemas básicos “Persona a mercancía” hasta los sistemas más avanzados “Mercancía a persona”

La familia PickCenter de TGW incluye diferentes configuraciones de puestos y pueden manipular una variedad de unidades de carga (cajas, cubetas, bolsas de poliéster, etc.). En TGW estamos convencidos de que en el futuro aumentará la necesidad de soluciones con diferentes tiempos de entrega, la capacidad de hacer frente a un efecto lote reducido o inexistente y la flexibilidad para gestionar los picos temporales en el comercio electrónico o en el comercio minorista/mayorista.

Cada una de las soluciones estándar de TGW está diseñada para ser lo suficientemente flexible como para hacer frente a los venideros desafíos omnicanal de un futuro desconocido gracias a nuestro enfoque modular y escalable.

You may also be interested in...